No es que no me guste ir a la escuela y estudiar el problema es que tengo que convivir con gente hipócrita, engreída que cree que es perfecta y critican a todos por su físico o sus sentimientos.

©